JUEGOS  FRASES  ANECDOTAS  TEXTOS  IMAGENES  CELU  PROGRAMAS  VIDEOS  SERVICIOS

 

JUZGAR


Santos

“Juzguemos lo que está de manifiesto, pero dejemos a Dios el juicio sobre las cosas ocultas.” (San Agustín)

“Oh, qué equívocas son las apariencias y los juicios injustos. Oh, cuántas veces la virtud sufre la opresión sólo porque es silenciosa.” (Santa Faustina – Diario 236)

“¡Oh, cuánto desagradan a Dios los juicios temerarios! Son temerarios los juicios de los hijos de los hombres, porque, como no son jueces unos de otros, usurpan a nuestro Señor su oficio cuando los juzgan. Temerarios, porque la principal malicia del pecado depende de la intención y designio del corazón, la cual es para nosotros oscura como las tinieblas; temerarios, porque bastante tiene que hacer cada uno en juzgarse a sí mismo, sin injerirse en juzgar a su prójimo.” (San Francisco de Sales – Int. a la vida devota Cap XXVIII)

“No es malo dudar del prójimo, porque lo prohibido es el juzgar, no el dudar; pero aún la duda o sospecha, para que sea lícita, ha de ser ni más nimenos de los que persuaden las razones y los argumentos en que se funda, pues de otra suerte las dudas y sospechas son temerarias.” (San Francisco de Sales – Int. a la vida devota Cap XXVIII)

Biblia

“Tú que pretendes ser juez de los demás –no importa quién seas- no tienes excusa, porque al juzgar a otros, te condenas a ti mismo, ya que haces lo mismo que condenas.” (Rom 2,1)

"No juzguen, para no ser juzgados. Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes." (Mt 7,2)

volver